Celebración de la Reconciliación
 

El sacramento de la Reconciliación es el abrazo de la infinita misericordia del Padre.

En la Parroquia se puede recibir el Sacramento de la Reconciliación acercándose a Secretaría para coordinar un encuentro con el Padre Juan. Además, hace varios años se realizan dos celebraciones Penitenciales al año los días previos a la Pascua y los días previos a la Navidad. En esta ocasión contamos con la presencia de muchos sacerdotes que durante varias horas están disponibles para que los fieles puedan acercarse a la Confesión.

Celebrar el sacramento de la Reconciliación significa ser envueltos en un abrazo caluroso: es el abrazo de la infinita misericordia del Padre. Recordemos la hermosa, hermosa parábola del hijo que se marchó de su casa con el dinero de la herencia; gastó todo el dinero, y luego, cuando ya no tenía nada, decidió volver a casa, no como hijo, sino como siervo. Tenía tanta culpa y tanta vergüenza en su corazón. La sorpresa fue que cuando comenzó a hablar, a pedir perdón, el padre no le dejó hablar, le abrazó, le besó e hizo fiesta. Pero yo os digo: cada vez que nos confesamos, Dios nos abraza, Dios hace fiesta. Sigamos adelante por este camino. Papa Francisco, Audiencia General (19 de febrero de 2014)