La Escuela Camino al Corazón es un espacio para detenernos y encontrar en Dios las respuestas a nuestras preguntas de siempre. Experimentar la alegría de la presencia de Jesús resucitado en nuestras vidas. Gustar y saborear la Palabra de Dios.

Objetivos

– Descubrir por medio de la metodología del Camino al Corazón un camino de interioridad y de autoconocimiento, una espiritualidad mística para la vida cotidiana, que integra todas las dimensiones de lo humano (bio, psico, socio, histórico, espiritual) con la trascendencia del misterio de Dios.

– Profundizar en las verdades de la fe, a partir de la lectura y reflexión de la Palabra, el Catecismo de la Iglesia Católica y los documentos conciliares.

Reflexionar sobre la vocación y la identidad del laico.

– Celebrar nuestra vida, como lugar teológico en el que Dios se revela, por medio de la liturgia y los signos de nuestra fe.

– Vivir nuestra decisión de amar y crecer en actitudes cristianas.

– Aprender a orar en todas sus formas e iniciarnos en el camino de la oración contemplativa.

– Compartir en comunidad una experiencia de encuentro y encarnar en nuestra forma de relacionarnos la espiritualidad de comunión.

– Crecer en nuestra unión con Cristo, y anunciar con nuestra vida la Buena Noticia de su amor por nosotros.

Metodología

La Escuela se desarrolla con la metodología del Camino al Corazón, que ayuda a los participantes a descubrir la presencia de Dios en sus vidas y en sus propios corazones. Es una pedagogía mistagógica y de interioridades, que integra la fe en la vida cotidiana por medio de la oración.

Los contenidos de la Escuela se desarrollan a lo largo de dos años, siguiendo un temario sistematizado en torno a las experiencias de vida de quienes participan, iluminadas por las verdades de la fe y las diferentes formas y expresiones de la oración.

Los encuentros son semanales, de dos horas y media de duración.

Tiene una modalidad de curso y taller, con una frecuencia semanal.

En la Parroquia nos reunimos los lunes a las 16:30 hs.

Camino al Corazón

del Centro de Espiritualidad Santa María