top of page


TRIGESIMO PRIMER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO


PRIMERA LECTURA Mal. 1,14b.2,1-2b.8-10.


Lectura del libro de Malaquías


¡Maldito sea el tramposo que tiene un animal macho en su rebaño, lo ofrece en voto y después sacrifica al Señor uno mutilado! Porque yo soy un gran Rey, dice el Señor de los ejércitos, y mi Nombre es temible entre las naciones. ¡Y ahora, para ustedes es esta advertencia, sacerdotes! Si no escuchan y no se deciden a dar gloria a mi Nombre, dice el Señor de los ejércitos, yo enviaré sobre ustedes la maldición y maldeciré sus bendiciones; ya las he maldecido, porque ustedes no se deciden a hacer eso. Pero ustedes se han desviado del camino, han hecho tropezar a muchos con su doctrina, han pervertido la alianza con Leví, dice el Señor de los ejércitos. Por eso yo los he hecho despreciables y viles para todo el pueblo, porque ustedes no siguen mis caminos y hacen acepción de personas al aplicar la Ley. ¿No tenemos todos un solo Padre? ¿No nos ha creado un solo Dios? ¿Por qué nos traicionamos unos a otros, profanando así la alianza de nuestros padres?


Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL 131(130),1.2.3.


Mi corazón no se ha ensoberbecido, Señor,

ni mis ojos se han vuelto altaneros.

No he pretendido grandes cosas

ni he tenido aspiraciones desmedidas.


No, yo aplaco y modero mis deseos:

como un niño tranquilo en brazos de su madre,

así está mi alma dentro de mí.


Espere Israel en el Señor,

desde ahora y para siempre.


SEGUNDA LECTURA 1Ts. 2,7b-9.13.


Lectura de la primera carta de san Pablo a los Tesalonicenses


Si bien, como Apóstoles de Cristo, teníamos el derecho de hacernos valer. Al contrario, fuimos tan condescendientes con ustedes, como una madre que alimenta y cuida a sus hijos. Sentíamos por ustedes tanto afecto, que deseábamos entregarles, no solamente la Buena Noticia de Dios, sino también nuestra propia vida: tan queridos llegaron a sernos. Recuerden, hermanos, nuestro trabajo y nuestra fatiga cuando les predicamos la Buena Noticia de Dios, trabajábamos día y noche para no serles una carga. Nosotros, por nuestra parte, no cesamos de dar gracias a Dios, porque cuando recibieron la Palabra que les predicamos, ustedes la aceptaron no como palabra humana, sino como lo que es realmente, como Palabra de Dios, que actúa en ustedes, los que creen.


Palabra de Dios


EVANGELIO Mt. 23,1-12.


Lectura del santo evangelio según san Mateo


Jesús dijo a la multitud y a sus discípulos: "Los escribas y fariseos ocupan la cátedra de Moisés; ustedes hagan y cumplan todo lo que ellos les digan, pero no se guíen por sus obras, porque no hacen lo que dicen. Atan pesadas cargas y las ponen sobre los hombros de los demás, mientras que ellos no quieren moverlas ni siquiera con el dedo. Todo lo hacen para que los vean: agrandan las filacterias y alargan los flecos de sus mantos; les gusta ocupar los primeros puestos en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, ser saludados en las plazas y oírse llamar 'mi maestro' por la gente. En cuanto a ustedes, no se hagan llamar 'maestro', porque no tienen más que un Maestro y todos ustedes son hermanos. A nadie en el mundo llamen 'padre', porque no tienen sino uno, el Padre celestial. No se dejen llamar tampoco 'doctores', porque sólo tienen un Doctor, que es el Mesías. Que el más grande de entre ustedes se haga servidor de los otros, porque el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado".


Palabra del Señor


Para las lecturas de la semana se puede acceder desde la página de inicio

del sitio web de la Parroquia al hacer click en esta imagen.


7 visualizaciones


TRIGESIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO


PRIMERA LECTURA Ex. 22,20-26.


Lectura del libro deL Exodo


Éstas son las normas que el Señor dió a Moisés: No maltratarás al extranjero ni lo oprimirás, porque ustedes fueron extranjeros en Egipto. No harás daño a la viuda ni al huérfano. Si les haces daño y ellos me piden auxilio, yo escucharé su clamor. Entonces arderá mi ira, y yo los mataré a ustedes con la espada; sus mujeres quedará viudas, y sus hijos huérfanos. Si prestas dinero a un miembro de mi pueblo, al pobre que vive a tu lado, no te comportarás con él como un usurero, no le exigirás interés. Si tomas en prenda el manto de tu prójimo, devuélveselo antes que se ponga el sol, porque ese es su único abrigo y el vestido de su cuerpo. De lo contrario, ¿con qué dormirá? Y si él me invoca, yo lo escucharé, porque soy compasivo.


Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL 18(17),2-3a.3bc-4.47.51a-51b.


Yo te amo, Señor, mi fuerza,

Señor, mi Roca, mi fortaleza y mi libertador.


mi Dios, el peñasco en que me refugio,

mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte.

Invoqué al Señor, que es digno de alabanza

y quedé a salvo de mis enemigos.


¡Viva el Señor! ¡Bendita sea mi Roca!

¡Glorificado sea el Dios de mi salvación !

El concede grandes victorias a su rey

y trata con fidelidad a su Ungido.


SEGUNDA LECTURA 1Ts. 1,5c-10.


Lectura de la primera carta de san Pablo a los Tesalonicenses


Hermanos: Ya saben cómo procedimos cuando estuvimos allí al servicio de ustedes. Y ustedes, a su vez, imitaron nuestro ejemplo y el del Señor, recibiendo la Palabra en medio de muchas dificultades, con la alegría que da el Espíritu Santo. Así llegaron a ser un modelo para todos los creyentes de Macedonia y Acaya. En efecto, de allí partió la Palabra del Señor, que no sólo resonó en Macedonia y Acaya: en todas partes se ha difundido la fe que ustedes tienen en Dios, de manera que no es necesario hablar de esto. Ellos mismos cuentan cómo ustedes me han recibido y cómo se convirtieron a Dios, abandonando los ídolos para servir al Dios vivo y verdadero, y esperar a su Hijo, que vendrá desde el cielo: Jesús, a quien él resucitó y que nos libra de la ira venidera.


Palabra de Dios


EVANGELIO Mt. 22,34-40.


Lectura del santo evangelio según san Mateo


Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron con Él, y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba:

"Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?". Jesús le respondió: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu. Este es el más grande y el primer mandamiento. El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas".


Palabra del Señor


Para las lecturas de la semana se puede acceder desde la página de inicio

del sitio web de la Parroquia al hacer click en esta imagen.


25 visualizaciones


VIGESIMO NOVENO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO


PRIMERA LECTURA Is. 45,1.4-6


Lectura del libro de Isaías


Así habla el Señor a su ungido,

a Ciro, a quien tomé de la mano derecha,

para someter ante él a las naciones

y desarmar a los reyes

para abrir ante él las puertas de las ciudades,

de manera que no puedan cerrarse.

Por amor a Jacob, mi servidor,

y a Israel, mi elegido,

yo te llamé por tu nombre,

te di un título insigne,

sin que tú me conocieras.

Yo soy el Señor, y no hay otro,

no hay ningún Dios fuera de mí.

Yo te hice empuñar las armas,

sin que tú me conocieras,

para que se conozca,

desde el Oriente y el Occidente,

que no hay nada fuera de mí.

Yo soy el Señor, y no hay otro.


Palabra de Dios


SALMO RESPONSORIAL 96(95),1.3.4-5.7-8.9-10a.10c.


Canten al Señor un canto nuevo,

cante al Señor toda la tierra;

Anuncien su gloria entre las naciones,

y sus maravillas entre los pueblos.


Porque el Señor es grande

y muy digno de alabanza,

más temible que todos los dioses.

Los dioses de los pueblos


no son más que apariencia,

pero el Señor hizo el cielo.

Aclamen al Señor, familias de los pueblos,

aclamen la gloria y el poder del Señor;


aclamen la gloria del nombre del Señor.

Entren en sus atrios trayendo una ofrenda.

adoren al Señor al manifestarse su santidad:

¡que toda la tierra tiemble ante él!


Digan entre las naciones: “¡El Señor reina!

El Señor juzgará a los pueblos con rectitud”.


SEGUNDA LECTURA 1Ts. 1,1-5b.


Lectura de la primera carta de san Pablo a los Tesalonicenses


Pablo, Silvano y Timoteo saludan a la Iglesia de Tesalónica, que está unida a Dios Padre y al Señor Jesucristo. Llegue a ustedes la gracia y la paz. Siempre damos gracias a Dios por todos ustedes, cuando los recordamos en nuestras oraciones, y sin cesar tenemos presente delante de Dios, nuestro Padre, cómo ustedes han manifestado su fe con obras, su amor con fatigas y su esperanza en nuestro Señor Jesucristo con una firme constancia. Sabemos, hermanos amados por Dios, que ustedes han sido elegidos. Porque la Buena Noticia que les hemos anunciado llegó hasta ustedes, no solamente con palabras, sino acompañada de poder, de la acción del Espíritu Santo y de toda clase de dones.


Palabra de Dios


EVANGELIO Mt. 22,15-21.


Lectura del santo evangelio según san Mateo


Los fariseos se reunieron entonces para sorprender a Jesús en alguna de sus afirmaciones. Y le enviaron a varios discípulos con unos herodianos, para decirle: "Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas con toda fidelidad el camino de Dios, sin tener en cuenta la condición de las personas, porque tú no te fijas en la categoría de nadie. Dinos qué te parece: ¿Está permitido pagar el impuesto al César o no?". Pero Jesús, conociendo su malicia, les dijo: "Hipócritas, ¿por qué me tienden una trampa? Muéstrenme la moneda con que pagan el impuesto". Ellos le presentaron un denario. Y él les preguntó: "¿De quién es esta figura y esta inscripción?". Le respondieron: "Del César". Jesús les dijo: "Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios".


Palabra del Señor


Para las lecturas de la semana se puede acceder desde la página de inicio

del sitio web de la Parroquia al hacer click en esta imagen.


21 visualizaciones
bottom of page